Seguinos

  • Facebook

  • Twitter

  • Google+

Suscribite por E-mail

Ingrese su E-mail:

Blogs que recomiendo

Seguidores

7 de mayo de 2013

Salvaje

Me paro en la puerta y observo cómo la situación empieza a complicarse. Estoy en un lugar extrañamente conocido, algo así como una casa, pero en el medio de la nada. Veo los pastizales rodeándome y un animal salvaje amenazante. Lo veo caminar sereno, pero decidido. Empieza a correr de forma veloz hacia mi, intento escapar pero las piernas me pesan, siento sus garras aferrándose a mi piel, mientras sus colmillos atraviesan mi brazo casi sin esfuerzo. Intento golpearlo, en vano. No puedo moverme, ¿por qué? Es inútil, por más que intento alejarme, la fiera siempre me alcanza, y cada vez sus golpes son más certeros y fuertes. El dolor aumenta, mientras busco la manera de salvarme ¿Por qué me ataca de esa manera? Sabía que no era por instinto, sabía que debía haber alguna razón.

Caí. Mi cuerpo ya no tenía fuerzas para resistir. Ya sin posibilidad de levantarme, en ese último instante de agonía, justo cuando la bestia me miraba casi decidida a poner punto final a mi vida, ésta tomó forma humana. Se posó a mi lado y me abrazó, y lo último que pude escuchar fue que entre dientes dijo, "perdón".

4 comentarios :

  1. Si tan solo todas las fieras se volvieran humanas así magicamente, estoy seguro de que el mundo sería mejor.
    No estoy descreyendo de la magia ni de la redención, quizás me agarrás en un día que no me lo permite creer, pero confío en que pase.

    Muy lindo, Matías.
    Un placer volverte a leer después de tanto tiempo.
    CS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque pase el tiempo, jamás me olvido del blog :) gracias Cris. Saludos!

      Eliminar
  2. Me gustó mucho. Evocó a un sueño que tuve hace unos años, en dónde un licántropo me atacaba y pasaba algo similar pero, no me hablaba ni me pedía perdón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Lio. Curiosamente esta publicación surgió de un sueño que tuve también. Saludos!

      Eliminar