Seguinos

  • Facebook

  • Twitter

  • Google+

Suscribite por E-mail

Ingrese su E-mail:

Blogs que recomiendo

Seguidores

28 de mayo de 2013

Libre


Nunca había sentido un dolor cómo este. Parece que todo se mueve, todo se torna inestable. Aquello que creía controlar se escurrió por mis manos cómo agua. Hasta las lágrimas iban contra mi voluntad. Creí tener un poder que nunca tuve, un derecho que no existe. Me creí trascendental en una vida llena de momentos efímeros, no entendí que yo era uno más. Me autoimpuse un castigo creyendo tal vez que así podría controlar la situación, y otra vez me equivoqué. 

¿Cuándo fue que empezó esto? me pregunto. No lo sé exactamente, me contesto. Sólo sé qué me equivoqué y, cómo cualquier ser humano, no estoy excento de eso. Pero también sé que no quiero arrastrar a nadie con mis errores. Fui arrastrado muchas veces y no es nada agradable. De todos modos, ¿quién soy yo para juzgar? Nadie. Y es por eso que sos libre, cómo siempre fuiste, y cómo siempre deberías serlo.

2 comentarios :

  1. Si hay algo más horrible que la sensación de sentirse preso de alguien, es sentir que le estás cortando las alas a otro.
    No sé que es lo que te hace sentir así ni si las cosas que se me cruzan por la cabeza al leerte sean la razón, pero sé que vas a estar bien. Porque por lo poco o mucho que te conozco, puedo aseverar que sos de esos que se reinventan. Que sacan lo mejor hasta de las peores situaciones.

    Una vez aposté a vos ¿te acordás?
    No me hagas perder, mierda. Dale.
    CS.

    Y como siempre digo, si esto que escribiste es toda una fantasía, mis palabras son para el personaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que siempre hay algo de uno en el personaje, ¿no?. A veces demasiado.

      Gracias a tus comentarios es que puedo sonreir en una tarde de lluvia, sabiendo que como siempre, toda tormenta pasa y en algún momento, sale el sol.

      Gracias Cris, por tanto.

      Eliminar