Seguinos

  • Facebook

  • Twitter

  • Google+

Suscribite por E-mail

Ingrese su E-mail:

Blogs que recomiendo

Seguidores

27 de marzo de 2013

Aires de otoño

Las noches frías anticipan, una vez más, la llegada del otoño. El cambio de estaciones siempre logra movilizarme. Tal vez sea este el cambio más perceptible que podemos sentir, año a año. Aunque el ciclo se repita, este otoño no es el mismo que el anterior, así como yo tampoco soy el mismo que hace un año atrás. Ese Matías quedó en el pasado, junto con muchas cosas más. Respiro aires de cambios, de incertidumbre...

Saco una campera del fondo del placard, allí donde la había dejado cuando el frío desapareció meses atrás. Me la pongo y recuerdo cada época pasada de forma tan clara como si la estuviera viviendo de nuevo. Me cuesta entender que todo pasó tan rápido. Tan sólo quedan destellos, imágenes difusas de momentos vividos. A veces me paro y miro hacia atrás, pienso en todo lo que sucedió. Sin embargo doy media vuelta y sigo caminando sin poder evitar sonreir ante la incertidumbre que me produce el futuro tan próximo.

23 de marzo de 2013

Laberinto

Salgo, doy inútil vueltas, y me vuelvo a perder. Nunca logro recordar como empezó esta tortura de la cual no logro escapar. Aunque lo intento, ya soy así. Pido que esto termine de una vez. Lágrimas que brotan desbordadas de presión. Me encierro una y otra vez en el mismo laberinto cuya salida me parece inexistente. Cierro los ojos, me refugio en recuerdos de un pasado mejor, donde no había preocupaciones.

Aunque así siempre fue, ¿así siempre será?. La máquina empieza y no se detiene. La fuerza de mis pensamientos son como una inmensa ola, dispuesta a arrasar con todo. Quiero salvarme de mi. Miro al rededor y no hay nadie, porque claro, estoy sólo. De hecho no tanto, ya que estoy con la presencia que más temo: yo.