Seguinos

  • Facebook

  • Twitter

  • Google+

Suscribite por E-mail

Ingrese su E-mail:

Blogs que recomiendo

Seguidores

25 de diciembre de 2012

Cambiar de aire

No recuerdo cuando fue la última vez que estuve en esta terraza mirando el cielo, disfrutando de la noche. Será que es difícil disfrutar tal belleza entre tanto materialismo. Las luces de ciudad quitan esa magia que el firmamento solía tener, y aún conserva detrás de la contaminación lumínica. Cuando lo artificial reemplaza lo natural, algo se pierde, pero hay ciertas cosas que aún (y por suerte) no se pueden fabricar: el amor, la amistad, los vínculos. Esas son cosas naturales que cuando se fuerzan de alguna u otra manera, desaparecen para dar lugar a una farsa.

La importancia de querer, de apreciar esos pequeños detalles que aunque a veces rutinarios, son tan necesarios. No esperar que la ausencia nos haga valorar la presencia, sino valorarla siempre, eso es cambiar de actitud, de aire. Buscar nuevas propuestas, plantearse nuevos desafíos. Escapar de la rutina, tragarse el orgullo, gritar lo que sentimos. Cambiar un hábito, una actitud, cambiar. Entender que se puede cambiar. Que incluso cuando el viento del norte te sofoca, un viento del sur puede llegar para aliviarte y cambiar el aire. Entender que, aunque cueste, aunque duela, aunque rendirse parezca el camino más fácil, siempre se puede cambiar de aire.

No hay comentarios :

Publicar un comentario