Seguinos

  • Facebook

  • Twitter

  • Google+

Suscribite por E-mail

Ingrese su E-mail:

Blogs que recomiendo

Seguidores

13 de octubre de 2012

Aceptar

Aceptar que la vida duele, que solo con esfuerzo se consiguen las cosas. Aceptar al otro, y a uno mismo. Aceptar los defectos, aceptar las virtudes. Aceptar las decisiones, y aceptar decidir. Aceptar lo que no se tiene, aceptar lo que sí. Aceptar que las cosas no siempre son de nuestro agrado, y que a veces no sale como queremos. Aceptar cuando estamos angustiados, y aceptar cuando estamos felices. Que lo que pasó no volverá, y que lo que pasará nadie lo sabe. Aceptar que algunas cosas son así, y que algunas nunca serán. Que de nada sirve forzar. Aceptar, sobre todo, que algunas cosas no van a cambiar.

Y no, aceptar no significa rendirse, no significa ser débil, significa poder ver la realidad tal cuál es, poder vivir en el presente sin estar sumido en el sueño de un cambio en cosas que escapan de nuestro control. Significa que no va a haber trabas que te impidan ser quién realmente sos.

10 de octubre de 2012

Inseguridad (otra vez)

Esa sonrisa que viene a llenar de luz hasta el último rincón de oscuridad. Esos abrazos que hacen que no le tema a nada. Ese simple respirar que me hace percatar de que estás junto a mi. Es un descanso después de tanto tiempo dándole vueltas a un asunto, sin poder resolverlo. Confundo los sentimientos. Me confundo. Y tan solo queda sincerarme.

Cuando parece irse, vuelve para golpearme cada vez más fuerte. Y duele. Y la herida vuelve a sangrar, lentamente, gota a gota cae y me mancha de una realidad incómoda. Y al ignorar esto solo dejé que creciera más y más para luego volverse algo incontrolable. Tan incontrolable como ese momento que te subiste a ese vagón, destinado a alejarnos otra vez. Quedé solo en la estación, y mientras el tren desaparecía a lo lejos, eran mis miedos, mis dudas y mis inseguridades las que volvían a aparecer.