Seguinos

  • Facebook

  • Twitter

  • Google+

Suscribite por E-mail

Ingrese su E-mail:

Blogs que recomiendo

Seguidores

30 de septiembre de 2012

Tan sólo amanecer

 No lo veo. Escapo. No te pienso por el miedo de olvidar tu imagen, tu voz. Ya son muchos amaneceres en silencio, sin tu calor. 

Sólo escucho los pájaros, esos que en verano solías odiar porque cantaban temprano y no te dejaban dormir. Sólo siento el suave aroma del jazmín que plantaste, y siempre cuidaste con tanta vehemencia. Sólo preparo un desayuno, y ya sin la mermelada de durazno que solías comprar. Sólo veo el canal que solíamos ver a la mañana, mientras esperábamos el pronóstico para saber cómo vestir. Y siempre me decías que me abrigue. Sólo me lavo los dientes, un momento ya rutinario sin tu reflejo en el espejo haciéndome caras para hacerme reír. 

Me termino de vestir, agarro las llaves y abro la puerta, resistiéndome apenas a la idea de que ahora únicamente yo saldré por ella para enfrentar una vida que no se detiene, sólo.

27 de septiembre de 2012

Distancias


En la lejanía aparece la necesidad de tenerte. En busca de un encuentro siempre prolongado, de caminos separados que en algún momento parecieron estar a punto de unirse. Desencuentros. Miradas que se cruzan por primera vez, después de tanto, tímidas, cómplices.

Y tal vez ya pasó mucho tiempo, pero por algo pasó recién ahora. ¿Por qué?. Se siente como regresar a un lugar que significó mucho para mi. Y el recuerdo de veranos eternos y charlas interminables sin noción del tiempo.

Bueno, soñé muchas veces con esto, y la duda florece en mi interior. ¿Habría en ese entonces dejado todo por vos?. Incluso ahora, ¿lo haría?. En una fraccion de segundo lo pienso y me levanto, sonrío y me acerco a tu cara. Y con un simple abrazo te digo adiós. Este no es mi hogar.

Unos kilómetros más allá, tan sólo te extraño, y te espero en éste, tu hogar.

2 de septiembre de 2012

Te necesito

Necesito que me abraces y en tus hombros poder llorar. Que me levantes y me alejes de este borde abismal. Que me hables y me digas que todo va a pasar. Que lo voy a poder superar. Que no hay mar en el que me pueda ahogar. Que no hay río que no pueda cruzar. Que no hay cielo que no pueda volar. Que no hay tierra que no pueda caminar. Que no hay día que no pueda amar.

Necesito que me hables y que me expliques por qué .Que me simplifiques los pensamientos, me mires a los ojos, y me digas que me querés. Que aunque me duelan las piernas, me puedas sostener. Que me agarres la mano y que encuentre en tus caricias un antes y un después.

Que hay mucho que no entiendo, y jamás entenderé. Que ignores mis gritos, y escuches mis silencios, ahí es donde lo que siento logra aparecer.

Necesito que me salves de mi inseguridad, te necesito otra vez.