Seguinos

  • Facebook

  • Twitter

  • Google+

Suscribite por E-mail

Ingrese su E-mail:

Blogs que recomiendo

Seguidores

9 de febrero de 2012

Cambios

Aires de cambio, nuevas etapas por vivir. Puedo sentir el aire nuevo, renovado, que ingresa a mis pulmones. Etapas, cambios. De esto se trata la vida. De cambios. Porque no se queda inmóvil, porque nada es para siempre. Y cuando mirás para atrás, y ves el camino realizado, intentás ver el principio, y ves como todo cambió. Y casi ni te das cuenta. La vida no se detiene, nunca, el presente es una ínfima fracción de segundo que se convierte con igual rapidez en pasado.

Futuro, es hacia donde vamos. Caminar hacia el pasado solo te impedirá avanzar. Miedos que van cesando, que quedan en el camino como los juguetes que dejamos cuando vamos creciendo. Y aparecen miedos nuevos, junto con sentimientos nuevos. Cosas que nunca habías sentido. Se siente tan raro. Y a la vez tan bien. Y cuando sentís que de verdad las cosas van marchando bien, te sentís pleno.

Hace un mes comencé el camino hacia mi verdadero yo. Hoy, puedo decir con orgullo, que no tengo que esconder nada a nadie. Hoy puedo decir, un mes después, que cambió. Todo cambió. Y para bien. La mentira quedó en el camino, junto con muchos miedos que fueron arrastrados, por las mismas olas que intentaron derribarme alguna vez. Pero no pude caer. Y no puedo caer. 

Ya no me tiemblan las piernas. Ya no me siento encerrado en un círculo sin salida. No me siento asfixiado, puedo respirar. Puedo sentir la paz de vivir un día a día increíble, que nunca pensaba que llegaría. Me siento pleno. Y como dijo Mercedes Sosa "lo que cambió ayer tendrá que cambiar mañana así como cambio yo en esta tierra lejana... cambia... todo cambia".

2 comentarios :

  1. Particularmente siento que cambiar no es algo dificil, lo dificil es tomar la decisión de cambiar y animarse a hacerlo. El cambio surge natural, el cambio se dá, llega. A veces como exactamente lo planeamos, a veces completamente distinto. Tomar el impulso para llevarlo a cabo es lo que cuesta.

    Yo también perdí esos miedos. Nada como sacarse la mentira de encima.
    Y permitime querer saber si somos parecidos en algo: ¿Sos también de esos que ni bien terminan una etapa ya se están proponiendo otra caprichosa meta a vencer?
    Yo creo que en el fondo, esa adrenalina que me dá la frustración de casi no llegar a algo y alcanzarlo, es adictiva.
    Y aunque se parezca mucho a un defecto, me impulsa a cambiar constantemente.

    Si no coincidimos en la táctica decime, está todo bien.
    Igual creo que coincidimos en que cambiar es avanzar y que avanzar, también implica adaptarse a los cambios.

    El estancamiento y la rutina, siempre fueron para giles.

    Que estes bien.
    CS.

    Pd: Hermosa canción la que citaste.

    ResponderEliminar
  2. Yo soy más de ir separando etapas pero no ponerme metas. Creo que las cosas se van dando. Dejo que las cosas fluyan. Obvio que algunas tengo porque sino no podría avanzar, pero bueno. Soy una persona que cambia todo el tiempo, en una eterna lucha por perfeccionar lo que no me gusta de mi. Y también cuando tengo que adaptarme.

    Gracias por el comentario, saludos!

    ResponderEliminar