Seguinos

  • Facebook

  • Twitter

  • Google+

Suscribite por E-mail

Ingrese su E-mail:

Blogs que recomiendo

Seguidores

25 de febrero de 2012

Viaje

¿El tiempo pasa, o nosotros pasamos a través del tiempo? Preguntas como éstas tal vez jamás puedan ser contestadas. Enigmas sobre nuestra existencia siempre nos acompañaran en este viaje llamado vida, que solo tiene fecha de partida y nunca sabremos exactamente cuando terminará.

En un día a día repleto de acontecimientos que ignoramos, éstos siguen pasando. Todo sigue pasando. No hay forma de parar este viaje que nunca elegimos. Y el vértigo que me genera particularmente esto es lo que me inspira. Una casualidad se puede transformar en una causalidad, según quien la vea. 

Creer o no en el destino es lo mismo. De todas maneras eso no te dará las respuestas a las preguntas que nadie sabe contestar. El por qué muchos se cruzan en este viaje, y el por qué muchos no. Parece increíble que gente que nunca conocimos se ganen un lugar en nuestro corazón, tal vez más importante que muchos de los que si conocemos.

Y este viaje solo se basa en momentos. Felices, tristes, cada instante solo queda en nuestra memoria. Mientras la sonrisa siga apareciendo, los ojos sigan brillando y las lágrimas sigan corriendo, el viaje sigue. Simplemente disfrutalo, porque algún día, sin saber como, sin saber por qué, el viaje terminará y, como un momento, nuestra imagen solo quedará en recuerdos.

16 de febrero de 2012

Ignorancia

Todos hablan sin saber, opinan, dicen. Hablan, abren la boca, escupen. Giran sobre su propio ego, gritan. Te pasan por arriba. Esperá, yo también quiero hablar, ¿me dejás?. ¿Por qué vos tenés derechos, y yo no puedo? ¿por qué vos podés ser feliz y yo no? ¿sos feliz?. A veces me pregunto, cuán feliz son aquellos que te señalan con el dedo, burlándose de tu felicidad, criticándola. A veces creo que la gente tiene las orejas de decoración, ya que solo usan la boca para, lamentablemente, demostrar su ignorancia.

Todos somos ignorantes en algún sentido, ¿por qué creemos que nos las sabemos todas?. Es bueno a veces, aprender a dejar el ego de lado, reconocer cuando nos equivocamos. Quizás, algún día, la gente aprenda a no hablar por hablar. Tal vez algunos ya lo hicieron. Pero falta mucho por aprender, falta mucho por avanzar. Como sociedad, somos en muchos aspectos, un desastre.

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde, y yo creo en ello, ya que a pesar de las cosas que me han pasado, de las decepciones que me he llevado, sigo con la esperanza de que algún día aprenderemos. Yo me caí varias veces, me equivoqué, e intenté levantarme de nuevo, reconocer esos errores. Nadie nace sabiendo. Día a día aprendemos cosas nuevas, y mientras el mundo parece inundado de ignorantes, ahí veo gente con ganas de seguir nadando en contra de esa corriente, veo gente con ganas de un cambio. Veo cambios.

Y ese cambio solo va a llegar con amor. Cuando prioricemos el amor por sobre el odio, aprenderemos a ser menos intolerantes, y tal vez ahí podamos abrir nuestra cabeza para dejar de ser ignorantes. Entonces, ya que todos somos ignorantes, ya que nadie es un dios ni nadie se las sabe todas, no debemos avergonzarnos de eso. Pero si debemos avergonzarnos de herir, de insultar, de abrir la boca, desde la ignorancia absoluta, porque uno nunca sabe cuánto daño pueden llegar a hacer unas simples palabras.

9 de febrero de 2012

Cambios

Aires de cambio, nuevas etapas por vivir. Puedo sentir el aire nuevo, renovado, que ingresa a mis pulmones. Etapas, cambios. De esto se trata la vida. De cambios. Porque no se queda inmóvil, porque nada es para siempre. Y cuando mirás para atrás, y ves el camino realizado, intentás ver el principio, y ves como todo cambió. Y casi ni te das cuenta. La vida no se detiene, nunca, el presente es una ínfima fracción de segundo que se convierte con igual rapidez en pasado.

Futuro, es hacia donde vamos. Caminar hacia el pasado solo te impedirá avanzar. Miedos que van cesando, que quedan en el camino como los juguetes que dejamos cuando vamos creciendo. Y aparecen miedos nuevos, junto con sentimientos nuevos. Cosas que nunca habías sentido. Se siente tan raro. Y a la vez tan bien. Y cuando sentís que de verdad las cosas van marchando bien, te sentís pleno.

Hace un mes comencé el camino hacia mi verdadero yo. Hoy, puedo decir con orgullo, que no tengo que esconder nada a nadie. Hoy puedo decir, un mes después, que cambió. Todo cambió. Y para bien. La mentira quedó en el camino, junto con muchos miedos que fueron arrastrados, por las mismas olas que intentaron derribarme alguna vez. Pero no pude caer. Y no puedo caer. 

Ya no me tiemblan las piernas. Ya no me siento encerrado en un círculo sin salida. No me siento asfixiado, puedo respirar. Puedo sentir la paz de vivir un día a día increíble, que nunca pensaba que llegaría. Me siento pleno. Y como dijo Mercedes Sosa "lo que cambió ayer tendrá que cambiar mañana así como cambio yo en esta tierra lejana... cambia... todo cambia".

2 de febrero de 2012

Frases propias I

Equivocado está aquél, que relaciona edad con madurez