Seguinos

  • Facebook

  • Twitter

  • Google+

Suscribite por E-mail

Ingrese su E-mail:

Blogs que recomiendo

Seguidores

27 de enero de 2012

¿Se puede vivir así?

Miles de injusticias suceden a diario, y estas parecen no cesar. ¿Se puede vivir en un mundo donde la muerte se hizo tan cumún? ¿donde miles de inocentes mueren en guerras sin sentido, solo por dinero? ¿donde los derechos humanos son cada vez más pisoteados por empresas llenas de plata? ¿se puede vivir en un país donde te matan por diez pesos?. No. No se puede. Cientos de familias son destruidas a diario, vidas que cambian en un abrir y cerrar de ojos.

-Una chica, muy inteligente, logra un buen promedio en el colegio, egresa, y empieza a estudiar medicina, todo va bien, pero un día, un violador la ataca, y su vida cambia. Resultó ser que el violador ya había estado preso por el mismo motivo, salió, y reincidió.

-Una anciana de más de 70 años está tejiendo un suéter para su futuro nieto, cuando un ladrón irrumpe en su casa, la golpea brutalmente y le roba $220. Era fin de mes. La mujer recibe varias fracturas, y no pudo terminar el suéter a tiempo. El ladrón no fue encontrado.

-Un niño de tan solo 4 años es asesinado de un balazo por ser considerado peligroso para un gobierno que tiene más problemas que soluciones. La guerra no termina, y sigue generando miles de deudas. El niño perdió toda una vida por delante.


¿Por qué estas historias parecen tan cercanas? No son reales, pero podrían serlo, tal vez lo son. Corporaciones en disputa por sus supuestos derechos. "Derechos de autor". Autores que no adhieren, capitalismo que destruye derechos humanos. La libertad de expresión  corre peligro. Y a todo esto, una mujer violada, una anciana golpeada y un niño asesinado. ¿Donde está la justicia?. ¿Cuanto vale una vida?.

Sociedades divididas por pensamientos políticos, donde si no sos blanco, sos negro. No hay grises. O no quieren que haya. Defendemos personas, ideologías, pero no defendemos nuestros intereses, no avanzamos como sociedad en conjunto, no nos hacemos valer. Simplemente nos dejamos pisotear. Y mientras, los ciudadanos, peleamos entre nosotros mismos, allá, las autoridades siguen llenándose de plata, en silencio, mientras nosotros no solo pagamos sus sueldos, sinó también, las injusticias.

Yo no quiero un mundo así, yo deseo algo diferente. Deseo algún día, que el mundo cambie para bien, y podamos unirnos para combatir esta maldita realidad. Algún día.

No hay comentarios :

Publicar un comentario