Seguinos

  • Facebook

  • Twitter

  • Google+

Suscribite por E-mail

Ingrese su E-mail:

Blogs que recomiendo

Seguidores

28 de octubre de 2011

Causalidades

Dicen que todo está escrito. Que el destino es inalterable. Ahora, ¿cómo podemos suponer que algo está "escrito" si no lo podemos comprobar?. Esa podría ser una contradicción, y también una justificación. El destino es una cosa ambigua. No se si creer, pero a veces pasan cosas. Cosas sorprendentes. Y a veces parece que la vida se empeñara en que pasara y, aunque parezca una casualidad, ¿será una causalidad?.

Te evito, te evito, te evito. Venís sonreís y te saludo. Lo intenté. ¿Por qué te evito? Qué buena pregunta. A veces hay preguntas que ni yo sé contestar. ¿O acaso alguien entiende los sentimientos al 100%?. Los sentimientos no están para entenderlos, están para sentirlos. Las causalidades no están para entenderlas, están para ser vividas.

24 de octubre de 2011

Estamos mal

Es hora de ver la realidad. Abrir los ojos. No todo es color de rosas. Por duro que suene esto, leelo, es la realidad. Muchas veces pienso, ilusamente, que todo puede estar mejor. La esperanza es lo último que se pierde ¿no?. Pero bueno, la realidad es que no, todo indica que estamos peor, y peor, y peor. La contaminación está matando animales en todo el mundo. El hambre mata miles de niños. Las guerras por intereses económicos mata a muchos inocentes más. Muerte por todas partes.

Odio, dolor, intolerancia. Los buenos momentos se ven opacados por los malos, que abundan y cada vez más. La crueldad humana hace estragos, y lo ha hecho desde siempre. A veces me pregunto, ¿por qué nacimos?. Somos una raza que se auto destruye. Y me incluyo, yo no tengo derecho a excluirme de esta crítica tan dura y real. Cada minuto de nuestra vida es un dolor para la tierra. Pero los que más daño le hacen no somos nosotros, los ciudadanos, son ellos, los que verdaderamente mueven los hilos.

El poder en manos de pocos. El dinero hace que la gente haga cualquier cosa por él. Por él, existe la corrupción. Por él, existen las guerras. Por él, todo está como está. Y esas pocas personas con poder, que nos manejan a todos como robots, son las culpables. Ellas son las que no se van a poder acostar con la conciencia limpia. Y, ¿saben qué? no les tenemos que tener miedo. Y tampoco tenemos que dejar llenar la cabeza.

El mundo va para atrás. Es cuestión de tiempo para que acabemos con todos los recursos de la tierra y las guerras por el agua empiezen. Pero no, nosotros seguimos maravillados con otras cosas, esperando que salga el último gadget tecnológico, esperando el próximo mundial, o esperando el próximo CD de una banda musical. Y lo digo porque tambien lo hago. Miles de espectáculos para mantenernos distraídos de la realidad.

Siempre me preocupó la sociedad, de hecho, me preocupa. Veo cosas que me preocupan pero, ¿saben qué? creo en la gente honesta. Creo que todavía existe. Creo que el mundo está mal pero puede estar mejor. Si, soy un iluso más que cree. Pero bueno, es lo único que me mantiene en pie en este camino hacia no-se-donde. Quiero una sociedad mejor. Quiero un mundo mejor para todos. Quiero.

22 de octubre de 2011

Perder el control

Me paro derecho. Cambio la postura. Controlo cada uno de mis movimientos. Sonrío y en seguida estoy serio. Todo tiene que ser en equilibrio. Nada se me tiene que salir de control. Cada minuto, cada segundo, intento mantener todo bajo control. Eso me costó casi un año de terapia. ¿Ahora estoy cometiendo el mismo error?. No me dejo ser.

No. Yo no puedo hacer esto. Yo no puedo hacer aquello. Yo soy así, así, y así. Mejor dicho, yo debo. Miro mal a los que no se controlan. ¿Por qué? ¿está mal dejarse ser?. No, al contrario. Entonces, el equivocado soy yo. Empiezo a soltar cuerdas, empiezo a perder el control y ya no me interesa. Solo me quedo con lo necesario.

Ahora si, me dejo ser. Ahora si, dejo de criticar a otros por dejarse ser, sólo porque no soy lo suficientemente valiente para hacer lo mismo. Al menos ahora intentaré cambiar. Al menos ahora intentaré.

19 de octubre de 2011

Desinspiradora frustración

Grito en silencio harto de todos, harto de mi. Frustrado. Le doy vuetas al asunto pero no, no entiendo. No puedo entenderme. ¿Quién iba a decir que entenderse a sí mismo era tan difícil?.  Pero es imposible no expresarme, no dejar salir lo que siento aunque sea por otros medios. Yo ya soy así.

Cansado, cansado de caminar y repetir siempre lo mismo. Cansado de escucharme. Cansado de encontrar siempre las mismas preguntas sin respuesta. Harto de frustrarme. Frustrado de tanto frustrarme. Parece un juego de palabras, pero quiero, necesito, descargarme.

La tele me molesta. La apago. No quiero verme. Saquen todos los espejos. Necesito orden, paz. Necesito sincerarme conmigo mismo. Quiero entender y no puedo, quiero llorar y no puedo, quiero gritar y no puedo. Quiero terminar con esto, y no puedo.

16 de octubre de 2011

Ciclos

Ciclos. La vida se basa en ellos. Invierno, Primavera, Verano y Otoño. Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre y Diciembre. Nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos. Todo se produce en un equilibrio. Y yo no se si quiero uno, no como los que tuve hasta el momento.

Te veo, te observo, me sorprendo y te sigo observando. Te busco. Y en mi cabeza empiezan los enojos con vos, la sonrisa al encontrarte y la frustración al perderte. Y al revés. Me enojo conmigo, me frustro cuando te veo y me alegro cuando te pierdo. Dejo de buscarte, dejo de interesarme. Me desprendo. Te olvidé. El ciclo se repite y vos ni te enteraste de mi existencia. No quiero un ciclo así.

No quiero. Quiero algo diferente. Un ciclo con principio y fin. Quiero cerrar bien las cosas que se abrieron. Quiero disfrutar el 90%, y sufrir el 10%, y no al revés. Quiero terminar este ciclo, que se vuelve interminable, y bastante doloroso por cierto. Pero ya llegará el día. Mientras tanto espero, al terminar este, poder empezar otro, que tenga un buen principio, y un buen final.

15 de octubre de 2011

Melancolía estacionaria

Atrás quedan los días fríos de un invierno inolvidable. Y llegan los días de calor. No se si seré el único pero los cambios de estación me dan melancolía. Me traen recuerdos de otras épocas. El calor, y con él recuerdo este verano, y el anterior, y el otro. Noches cálidas, amaneceres tempranos y atardeceres cada vez más tardes. La noche es mas corta pero mas linda. Y yo acá recuerdo momentos. El ciclo se repite.

Momentos que se van, momentos que se vienen. Será cuestión de tiempo hasta que me acostumbre de nuevo al calor y sea una estación más. ¿Será una estación más? Lo dudo, ninguna estación de este año fue "uno más". Este año no fue uno más. Quiero dormir con frío, despertar con calor. Quiero salir de noche a caminar. Quiero disfrutar el verano. Quiero disfrutar. Quiero sonreír. Quiero.

Y acá sigo, disfrutando esta noche que espero, tampoco sea "una más". Pero todavía falta para que mis noches cambien, y eso no depende del clima, depende de mí. Después de todo, esto es una simple melancolía estacionaria.

11 de octubre de 2011

Culpa

Sentado mirando por la ventana, respiro un aire que me confunde, y no me hace bien. Me perturba, me angustia. Y es la combinación de sentimientos, pensamientos y miradas que se pierden. Veo el brillo en tus ojos cuando hablamos de algo totalmente distinto a lo que pienso, mientras a mi se me quiebra la voz al nombrarte.

Y saco fuerzas de donde no tengo, pienso lo que no debo, me echo la culpa de algo de lo que no soy culpable, pero es inevitable. Mi aliento se acaba de tanto putearte, y quererte. ¿Por qué vos? si se supone que debería no ser así. Si debería ser todo normal. Unas lágrimas se me escapan y mi voluntad se ve vencida, después de mucho tiempo.

Me saco la bufanda impregnada con un olor particular, que me hace recordar una vívida escena. Irónicamente esa bufanda es tuya, o era, porque me la diste. Se me cayeron los libros que venía acomodando y otra vez veo la inmensidad, siento vértigo, pero ahora mi voz no se quiebra al nombrarte, ni mis manos tiemblan al escribirte, papá.